Wushu camino a la olimpiadas

wushu deporte olimpico

El Wushu, ¿futuro deporte Olímpico?

 

wushu deporte olimpico

wushu deporte olimpico

Para que el COI considere que un deporte es digno de ser olímpico, éste debe superar cuatro requisitos básicos: primero, ser practicado en al menos 75 países de cuatro continentes (en caso de disciplinas varoniles) y 40 países de tres continentes (en caso de las femeniles); segundo, ser regulado por una Federación Internacional; tercero, tener un Campeonato Mundial; y cuarto, pero no menos importante, ser aceptado por más de 2/3 de los miembros del COI. En cambio, una disciplina puede ser excluida de los Juegos debido a “motivos excepcionales”, tales como: “retirada, corrupción, drogas, o pérdida dramática de popularidad”.

Con estos requisitos, el Wushu podría ser perfectamente un deporte olímpico: según cifras suministradas por la IWGA (Internacional World Games Association) el año 2013 cerró con más de 200 millones de practicantes de Wushu alrededor de todo el mundo; en el 1990 se fundó la IWUF (International Wushu Federation) con sede en Beijing, reconocida por el COI en 1999 y que a día de hoy cuenta con 119 asociaciones federativas en países de los cinco continentes; cada dos años se celebran además los Campeonatos Mundiales de Wushu, competición convocada por la International Wushu Federation.

No hay que olvidar que en las olimpiadas de Beijing el Comité Organizador intentó incluir al wushu, a la lista de deportes olímpicos, como disciplina oficial o como deporte de exhibición, algo que no se realizaba desde los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Aunque la idea fue desechada por el Comité Olímpico Internacional, este permitió la realización de un torneo de exhibición de wushu entre el 21 y el 24 de agosto en el Gimnasio del Centro Olímpico.

Testimonio de lo cerca que estuvimos de entrar a ser parte de los Juegos Olímpicos, fue la publicación por parte del COI de los cinco deportes elegibles para los Juegos de 2020, el 12 de febrero de 2013: entre ellos se vislumbraba la palabra “Wushu”. Muchos sentimos entonces la esperanza de ver materializado el sueño de todos los que llevamos este arte marcial dentro de nuestras vidas; sin embargo este sueño no se hizo realidad: al recibir los resultados descubrimos que el deporte elegido fue el Béisbol, que volvió a ser olímpico después de su retirada en 1904. Esta decisión desencadenó una serie de comentarios y opiniones muy escépticas sobre la imparcialidad del COI, ya que pareció ser tomada por el peso político y económico que ejerce Estados Unidos como potencia mundial, más que como consecuencia de un estudio exhaustivo de factores y razones neutrales y objetivas.

Sin importar los resultados, lo que es cierto es que nos tocará esperar un poco más para lograr ser oficialmente un deporte olímpico, pero también es cierto que nunca perderemos la esperanza y nos continuaremos preparando con pasión y entrega. Desde instituciones como ADNWUSHU seguiremos forjando a esa valiosa generación de relevo, amantes del arte, comprometidos y disciplinados: unos competidores de alto rendimiento que próximamente tendrán su propio y merecido escenario olímpico. Porque sabemos que somos muchos los que lo llevamos dentro.

Wushu deporte olímpico

Share it